Pescados. Es “temporada de”.

Pescados azules. Es temporada de…

#Atún rojo.

De la misma familia que la caballa y el bonito pero de distinta especie. No confundamos atún y bonito, son pescados diferentes, aunque el denominado bonito del norte es una especie de atún que se pesca desde el Golfo de Vizcaya hasta Sudáfrica.  El atún común o atún rojo vive en bancos en el Mediterráneo, en el Mar Negro y distribuido por todo el Atlántico.  Grandes devoradores, se alimentan sobretodo de peces más pequeños, crustáceos y cefalópodos… o lo que se encuentren siempre que parezcan presas en movimiento ¡¡se lo come todo!! Así algunos ejemplares llegan a pesar hasta 700kg y a medir 3 metros.

Es uno de los pescados más  valorados en España y una de las especies más apreciadas a nivel internacional ¡¡viva el atún!!.

#Besugo.

Uno de los pescados azules más magros de todos, sólo aporta 86 calorías cada 100 gramos. Pero eso no es todo, en el besugo la vitamina B12 equivale a la que aportan carnes, huevos y quesos. Además aporta potasio, fósforo, magnesio y hierro; y todos desempeñan funciones beneficiosas para el organismo. El único inconveniente que presenta este rico pescado azul es para aquellos que padecen gota (hiperuricemia) por su contenido en purinas que nuestro organismo transforma en ácido úrico.

Es un pescado muy asustadizo y difícil de capturar. Se alimenta principalmente de cangrejos ermitaños, es un pez muy exigente.

#Bonito Rayado.

Un pescado azul con alto contenido graso en comparación con otros más magros, aporta 6 gramos de grasa por cada ración de 100gr. Pero.. que siempre lo hay… esta grasa es rica en ácidos Omega3 que son fundamentales para disminuir los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre, hace ésta más fluida rebajando los riesgos de trombos o coágulos. Además tiene es sobresaliente en vitaminas B3 y B12, esta última en cantidad superior a carnes y otros muchos pescados. Rico en vitaminas A y D, en fósforo, potásio, magnesio, hierro y yodo. El yodo es fundamental para el buen funcionamiento de la glándula tiroides que regula gran parte de nuestras funciones metabólicas, desde el crecimiento del feto y el desarrollo de su cerebro hasta la 3º edad. Otra gran y exquisita fuente de salud para nuestra mesa.

Este es el bonito del Mediterráneo pero no tiene nada que ver con la familia de los bonitos y ni siquiera está emparentado con los túnidos.

#Boquerón (¿o anchoa?)

Uno de los habituales de nuestra cesta de la compra, un pescado azul con un contenido graso de 6gr cada 100gr de ración y que junto a la sardina y el jurel completa el podium de los pescados azules favoritos de los españoles.  Aclaremos que la anchoa es el boquerón tras un tratamiento en salazón, es el producto resultante. Durante los meses de verano suben a la superficie para reproducirse y alimentarse,  que es cuando los pescamos para conserva ya que están en el momento más alto de grasa y la carne resulta sabrosa y aromática. Se alimentan principalmente de larvas de moluscos, de plánctones y de pequeños crustáceos. Son una fuente importante de calcio ya que podemos comerlo con espinas.

#Caballa.

Otro pescado azul rico en ácidos Omega 3 y con un elevado contenido graso, 10gr de grasa por cada 100gr de ración ¡¡ahí es nada!! Pero ojo aquellos que padecen gota (hiperuricemia) ya que su contenido en purinas es elevado y nuestro organismo las transforma en ácido úrico. En comparación con otros pescados de su estilo, la caballa posee un contenido en sodio elevado y si se consume en conserva puede aumentar a 420ml por cada 100gr, si sufres hipertensión arterial u otro transtorno relacionado con la retención de líquidos, modera su consumo.

Podríamos decir que tiene ciertas similitudes con los osos, si los osos. Durante los meses de invierno la caballa desciende a las profundidades y no se alimenta hasta que comienza el buen tiempo que regresa a la superficie en bancos muy numerosos.

#Pargo.

De la familia del Besugo, el Pargo es un pescado azul que habita el litoral y se alimenta de camarones, percebes y nécoras ¡¡mejor sabrá!!Es un pescado poco conocido y realmente exquisito. Además es una excelente fuente de proteínas, por cada 100 gr de ración aporta 120gr de calorías  y 25gr de proteínas. Su aporte de Omega3 puede ser suficiente para toda una semana y es muy rico en nutrientes.

#Pez Limón.

Primo de atunes, jureles y palometas. Un pescado azul de sabrosa carne blanca. Se alimenta básicamente de sepias y calamares, aunque también se pirra por los crustáceos. Muy pocas espinas y sin escamas, de sabor delicado y textura suave, es el pescado ideal para hacer a la parrilla y servirlo acompañado de unas rodajas de limón ¡en serio!.

#Sardina.

Otro pescado azul calórico imprescindible que nos aporta ácidos grasos saludables para el corazón, casi 10gr por cada ración de 100gr, además destaca por su elevado contenido proteico. Igual que los boquerones suponen un gran aporte de calcio cuando se consumen con espinas, tanto en conserva como fresc0, hasta 314mlgr por cada 100gr de ración. Es una especie muy común y muy apreciada, de las más consumidas por los españoles. Viven sobretodo en aguas cálidas y saladas, en grandes bancos visibles desde la superficie y son pequeños y alargados. Se alimentan de pláctones, pequeños peces, crustáceos y huevas de otras especies.

#Sargo.

Otro pescado azul exquisito y de fácil captura en mares revueltos, aunque es muy desconfiado y rápido. Tiene un sabor muy bueno ya que se alimenta de moluscos y marisco; prefiere mejillones, erizos de mar, nécoras, camarones y percebes ¡¡todo un manjar!!  ‘Dime lo que comes y me imaginaré a qué sabes’ Un pescado semigraso que aporta 99 calorías por 100gr de ración y es un 80% agua. Su aporte de vitaminas no es destacable frente a otros pescados y aporta colesterol en cantidades mínimas.

principal-pescado

Pescados blancos de temporada.

#Cabracho.

Un pescado blanco de agua salada, de aspecto extraño con espinas venenosas a lo largo de sus aletas y cabeza  y de un llamativo color rojo. Aunque parezca mentira un camuflaje perfecto para su estilo de vida. Un mal nadador ya que no puede mantenerse entre dos aguas por no disponer de vejiga natatoria. Durante el día permanece oculto entre grietas rocosas y por la noche sale a buscar comida: pequeños crustáceos, moluscos y diferentes especies de peces pequeños. Uno de los pescados más sabrosos que nos ofrece el mar.

Mucho le tiene que agradecer a Arzak este pescado, popularizado en los años 70 gracias al delicioso pastel que ideó este gran cocinero: delicioso pastel de cabracho.

#Dorada.

Pescado blanco, ligero y con muy pocas calorías, 92 por cada 100gr. Un pescado semigraso de muy fácil digestión y bajo aporte energético. La dorada es especialmente rica en vitamina E, especialmente beneficiosa para nuestro sistema circulatorio. Su carne tiene un aporte interesante de potasio (sistema nervioso y actividad muscular) y fósforo (huesos, dientes, sistema nervios…) y moderado de sodio, magnesio o hierro como otros pescados y carnes.  Además de mejorar nuestra inmunidad tiene un suave efecto laxante. Tiene propiedades antioxidantes, es decir es un protector frente a enfermedades degenerativas, cardiovasculares o el cáncer. Por ejemplo, es beneficioso para la vista, mejora la visión nocturna y ayuda en la prevención de enfermedades como el Parkinson.

Posee unos fuertes dientes con los que rompe la concha de las almejas que desentierra de la arena o del fango y se las introduce en la boca ayudándose de su fuerte (y exquisita) cola.

#Lenguado

Es un pescado blanco con muy poca grasa, 1,5gr por cada 100gr de ración. Cocinado con poca grasa o salsas ligeras es ideal para personas con problemas digestivos. Esta vez, entre los minerales que aporta, como otros pescados, destacan los niveles de Yodo, indispensable para nuestra glándula tiroides y nuestro desarrollo.

Un camaleón de los mares. Es capaz de cambiar de color para adaptarse a su entorno, entre rocas y arena, adquiere colores terrosos y así se protege de sus depredadores y acecha a sus presas. Todo un profesional del escondite.

 #Maragota.

Un exquisito pescado blanco de roca y una de las especies más pescada por la flota artesanal en el norte de España. Además de todas las propiedades propias del pescado la maragota tiene una peculiaridad, todos los individuos de la especie son hermafroditas. Viven en pequeñas colonias y todos nacen hembras, pero pueden pasar a ser machos si el macho dominante del grupo desaparece y así hará la hembra más ¿preparada? Su carne recuerda a la del bacalao y su sabor es delicado y muy agradable.

Una especie miedosa y de distancias cortas. Se esconde en las grietas de las rocas o rodeado de algas de las que sólo sale para alimentarse siempre realizando recorridos cortos.

#Merluza.

La gran preferida, además tenemos la suerte de que la merluza europea común posee la carne más exquisita de todas las de su especie. Es, junto con el #lenguado, la #anchoa y el #bonito, uno de los pescados más consumidos en España. Viven a ambos lados del Atlántico, en el Mediterráneo y en el Pacífico pero existen numerosas especies diferentes. Las merluzas, en invierno, nadan hacia aguas frías y en verano, hacia la costa, hacia aguas más cálidas.

Se alimenta principalmente de moluscos, su carne magra apenas aporta grasas, 1,8gr de grasas por cada ración de 100gr y 12gr de proteínas de alto valor biológico, de las que ya os hemos hablado. En cuanto a las vitaminas que aporta, cabe destacar su contenido en ácido fólico, una importante aportación durante el embarazo sobretodo.  En la pescadería recibe distintos nombres. Es merluza cuando el ejemplar pesa más de 2kg, los más jóvenes de peso inferior a 2kg se llaman pescadillas y los individuos más pequeños (250-300gr) reciben el nombre de pijotas habitualmente. Más pequeños no se deben capturar además, es ilegal.

#Pez de San Pedro.

Es un gran conocido entre pescadores y en nuestros puertos, reconocido como Gallo Pedro o Gallo, es un pescado blanco plano y con una peligrosa espina dorsal que se asemeja a la cresta de un gallo y de la que recibe su nombre más popular.  Dicen de él que es un pescado “feo” y por eso antaño era poco apreciado, feo será, pero rico… ¡más de un rato! Es un pescado semigraso, 91 gr por cada 100gr de ración, que vive a grandes profundidades.  Se dice de él que es único que emite un sonido, una especie de silbido, cuando se lo saca del agua ¡¡un portento!!

Tiene una carne delicada y jugosa, muy aromática y sabrosa, de sabor amariscado gracias a su alimentación basada en crustáceos, pequeños cefalópodos y alevines.

¿Te ha parecido interesante? ¿Cuál es tu pescado favorito? ¿Conoces alguna curiosidad sobre el pescado? ¿Te gustaría conocer más sobre alguno de ellos? ¡¡Cuéntanoslo!! a través de cualquiera de nuestros canales en las redes sociales. Puedes encontrarnos en Facebook, Twitter, Instagram y Google+.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *